Justicia Retrasada – Alivio para Mexicanos Engañados a Aceptar Expulsión del País

Categories: Blog abogado de inmigración de San Diego

Hace muchos años, abogados que representan a mexicanos en los Estados Unidos enfrentándose deportación han oído las cuentas de clientes y sus familiares. Alguien aceptó expulsión del país voluntariamente basados en consejos recibidos de los agentes de Inmigración que no hubiera posibilidad de obtener alivio en contra de deportación de un juez. Al otro, le dijeron que podría pelear su caso, pero tendría que hacerlo de un centro de detención sin posibilidad de der suelto bajo fianza, y podría tomar seis meses, un año, o más para completar el caso. Clientes casi nunca reportan que recibieron advertencias sobre el efecto de su expulsión voluntaria a México.

Por desgracia, los agentes de Inmigración no son licenciados acreditados para proveer consejos legales, y frecuentemente sus consejos no tienen razón. Peor, en muchos casos, el efecto de la expulsión voluntaria es el perjuicio o perder entero de opciones que habrían sido disponibles al extranjero si hubiera peleado su caso ante un juez. Típicamente es el perder de un beneficio de inmigración disponible solamente de un juez, o un castigo de diez años de inelegibilidad por visa para regresar—un castigo que no era aplicable antes que salió del país. Muchas veces, el extranjero creía, basado en lo que le habían dicho los oficiales de Inmigración, que podría comenzar tramites para obtener una visa de inmigrante inmediatamente al regresar a México. Usualmente, aprende solamente cuando se pone en contacto con un abogado para empezar los trámites de inmigración legal que no se puede. Pero, entonces, ya es demasiado tarde.

Al fin, parece que se termina esta injusticia y que mexicanos que fueron víctimas de estas practicas en el pasado podrán conseguir reparación. Bajo un acuerdo propuesto para resolver una demanda hecha en la corte federal por unos mexicanos afectados por tales prácticas (en el caso López-Venegas v. Napolitano), Inmigración sería obligado permitir regresar a los Estados Unidos ciertos mexicanos perjudicados respecto a inmigración potencial por aceptar expulsión voluntaria.

Para calificar, la persona expulsada necesita estar en México después de aceptar una expulsión voluntariamente de agentes de Inmigración en el sur de California, y tendría que presentar comprobantes de que, en cuánto aceptó la expulsión voluntaria:

    • Era esposo de ciudadano estadounidense, era padre o madre de hijo que ya tenía 21 años de edad y era ciudadana estadounidense, o era hijo menos de 21 años de edad de ciudadano estadounidense; y era elegible aplicar para la residencia permanente legal por medio del proceso que se llama ‘ajuste de estado’ basado en una entrada anterior hecha por medio del proceso de inspección normal en la frontera, puerto o aeropuerto; o
    • Era un beneficiario de una petición de visa por inmigrante registrada por un familiar y ya registrada y pendiente o aprobada; o
    • Ya cumplió 10 años viviendo continuamente dentro los Estados Unidos, era persona de buen carácter moral, no había sido condenado por ciertos delitos, y era hijo, esposo, o padre o madre de hijo (menos de 21 años de edad) que era ciudadano o residente permanente legal de los Estados Unidos; o
    • Si aceptó la expulsión voluntaria el 15 de junio de 2012 o después, era elegible para beneficios de DACA (‘Acción Deferida por Personas que Llegaron en la Niñez’), basado en los siguientes requerimientos:
        • Llegó en los Estados Unidos cuando tenía menos de 16 años de edad;
        • Tenía menos de 31 años de edad el 15 de junio de 2012;
        • Ha residido dentro los Estados Unidos desde el 15 de junio del 2007 hasta la presente;
        • Estuvo presente dentro los Estados Unidos el 15 de junio de 2012;
        • No tenía permiso legal para estar en los Estados Unidos el 15 de junio de 2012;
        • Es estudiante ahora, ha completado la secundaria o el examen de equivalencia, o ha completado servicio en las fuerzas armadas de los Estados Unidos honorablemente; y
        • No ha sido condenado por ciertos delitos y de ninguna otra manera presente una amenaza a la seguridad del país o del público.

El beneficio del acuerdo será permiso provisional para entrar a los Estados Unidos y consideración bajo la ley como si no saliera bajo expulsión voluntaria. Es decir que personas calificadas deben ser elegible por los mismos beneficios que habrían sido disponibles a ellos antes que aceptaron la expulsión. El gobierno tendrá el derecho comenzar procedimientos de expulsión en contra del regresado, pero, al mínimo, él o ella tendrá la oportunidad para solicitar los beneficios previamente perdidos al aceptar la expulsión voluntariamente.

Hará un periodo de 180 días, durante el cual todos que califiquen deben de someter aplicaciones. Ese periodo comenzará 120 días después de la fecha de la orden final de la corte en el caso en contra de Inmigración. Las aplicaciones necesitan ser registradas electrónicamente por medio de una agencia designada. Sin embargo, el acuerdo con el gobierno reconoce que un solicitante puede aprovecharse de los servicios de un abogado privado para preparar los datos y documentos necesarios para completar la aplicación y, probablemente, sería aconsejable por la mayoría de beneficiarios potenciales, porque tendrán una sola oportunidad comprobar que eran elegibles para los beneficios especificados en cuánto aceptó la expulsión voluntaria.

Esperamos acción final de la corte en febrero de 2015. Si tal vez califique por el beneficio de este acuerdo, escuche las noticias, consulte con un abogado con experiencia en inmigración, y no pierda esta oportunidad por justicia retrasada.